Letra del Año 2015 para los lectores de la Revista Ashé y miembros del Templo Ogbèdí - REVISTA ASHE
Letra del Año 2015 para los lectores de la Revista Ashé y el Templo Ogbèdí
 
 

Desde nuestra comunidad religiosa, el Oluwo Leo Gómez "Ifashe", su apetebí Fabiola Velásquez, y los babalawos Víctor Rizzi (Òwónrín Ìká), Héctor Soler (Ìretè Òtúrá), Santiago Pinto (Ogbè Òsé) y Víctor Rizzi Jr. (Ogbè Yónú), les enviamos un cordial saludo y los mejores deseos para que el año 2015 esté lleno de salud, prosperidad, estabilidad, armonía, paz y espiritualismo.

A quiénes van dirigidos estos consejos

Desde la creación del Templo Ogbèdí, hemos consultado a Ifá el primer día de enero para conocer las vicisitudes que estarán presentes en el entorno de nuestra comunidad religiosa, y a la vez solicitamos una orientación anual que nos ayude a resolver las dificultades y a aprovechar las oportunidades. En dicho momento pedimos que el odu expresado contenga consejos que puedan servir tanto a nuestra comunidad religiosa, a las personas que se van integrando a nuestro templo como pacientes, y también solicitamos a Olódùmarè y a nuestras deidades que la sagrada palabra expresada sea también una guía para los lectores de la Revista Ashé. Si usted está dentro de algunos de estos grupos, ésta Letra del Año es también para usted.

Ifá nos habló a través del odù:

Otura Ogbè
I I
I II
I I
I I

¿Cómo vino aspectado?: Ire Aje lese Orí (Bienestar de prosperidad a los pies de Orí).

Òrìsà que rige: Shangó

Òrìsà que ayuda: Yemayá

Òrìsà que defiende: Èsù

Ebo: 1 gallo, 3 botellas de aguardiente y demás elementos.

Ifá nos ha favorecido ésta vez con el odù Òtúrá Oríkò, signo que hace referencia a la importancia de la sabiduría en el desarrollo personal y colectivo. En esta oportunidad es la deidad Orí la encargada de darnos un “bienestar de prosperidad”, y es en ese punto donde nos gustaría hacer una pausa para realizar un pequeño análisis. Orí no sólo es el custodio de nuestro destino sino que está relacionado estrechamente a nuestra conciencia, así que ese bienestar anunciado sólo llegará a nosotros si logramos alinearnos a aspectos fundamentales para desarrollar un buen carácter, tales como: la honradez, la humildad, el respeto, la benevolencia y la constancia. Poner en práctica estas virtudes nos ayudará a alcanzar un nivel de sabiduría óptimo, tal como lo expresa Òtúrá Oríkò, y con ello obtendremos beneficios espirituales y materiales.

Dice Ifá que es importante centrar la atención en el padre, esté vivo o sea difunto; hay que tener en cuenta su experiencia y sabiduría para alcanzar logros a corto plazo. Estar pendiente de la salud física y mental de la figura paterna es vital para la estabilidad familiar. Pasar por alto la atención hacia ellos puede generarles pérdida de la salud y hasta la muerte, lo cual puede evitarse con el ebo y sustituyendo los episodios de estrés con eventos agradables. Si falleció, hay que atender a su espíritu porque este año muchas de las soluciones dependerán de él, ya que en Orun (el Cielo) le otorgarán un gran poder con el cual influirá positivamente en sus familiares. Este consejo también puede aplicarse a los líderes o jefes de grupos, ya que ellos son la base donde se sustentan las comunidades.

“El conocimiento es una poderosa herramienta que garantiza la victoria”. Ifá sugiere a las personas consagradas que deben estudiar la religión en profundidad para comprenderla y aprender a ayudar eficazmente a quienes necesitan de los òrìsàs. En el aspecto profesional, así como en la vida cotidiana, la sabiduría tendrá un rol importante para lograr el éxito.

Dice Ifá que “el verdadero sabio genera su propio conocimiento tras hacer análisis de diversas fuentes y no copia el saber de otros”. Al respecto, Òrúnmìlà está llamando la atención a la gran cantidad de personas que pretenden ser conocedores de la religión Ifá/Òrìsà tras hojear libros y repetir literalmente lo que han leído, a veces sin saber su verdadero significado filosófico y espiritual.

En este año abundarán las divergencias en nuestra sociedad, resaltando en forma acentuada en los ámbitos espirituales, laborales, familiares y en nuestro entorno más inmediato. Ifá dice que hay que evitar las confrontaciones y aportar el conocimiento personal para buscar soluciones a los conflictos.

“El discípulo de Òrúnmìlà se independizó antes de tiempo y trató de superarlo“. Dice Ifá que hay que respetar las jerarquías, y más aún si no se tiene el nivel suficiente para aventurarse a dejar a un lado la  fuente de donde se obtiene el aprendizaje. Es un acto de soberbia pretender saberlo todo, porque siempre hay algo más que aprender.

"Òtúrá Oríkò señala que habrá personas afectadas por el hastío". El cansancio ante ciertas situaciones que ocurren en el entorno, sumado a la inconformidad de no poder encontrar rápidas soluciones, generará momentos de tensión y ansiedad. Ante tal situación, Ifá y los Òrìsàs brindarán la oportunidad de mejorar cualquier conflicto.

“El agricultor cambió su suerte”. Òrúnmìlà anuncia que a pesar de las dificultades que se puedan estar viviendo, las personas que sean obedientes ante los consejos de Ifá, apliquen adecuadamente la sabiduría y hagan ebo, recibirán grandes beneficios y mejoras económicas. No obstante, debemos ser cuidadosos porque este odù advierte que puede llegar a ser nefasto dejarse llevar por la codicia.

“Shangó estaba esclavizado y fue liberado gracias al tambor”. El òrìsà Shangó nos brindará un apoyo importante durante este año, él alejará de nuestras vidas los inconvenientes que desgastarán nuestra energía y comprometerán nuestro tiempo. Es conveniente hacerle una fiesta donde suenen los tambores sagrados, ya que ese es el secreto de éste odù para lograr la victoria y obtener mejoras económicas.

En este odù Ifá dice que quien pudiera estar esclavizado a otra persona, a alguna situación específica, a ideas erradas, a objetos y hasta a malas costumbres, debería liberarse porque la esclavitud no puede ser una constante. Un cambio de mentalidad frente a lo que nos tenga esclavizados es esencial para mejorar nuestra condición de vida.

Para no tener problemas con la justicia, se deben evitar los tratos ilegales o apropiarse de lo ajeno. Esto pudiera ocurrir por confusión, por lo tanto hay que alejarse de personas que tengan planes de incurrir en actos ilícitos.

Es recomendable poner abundante canutillo (hierba) a Shangó, luego preparar un omiero y bañarse con él para activar las energías positivas.

“A veces la muerte se asusta ante los poderes del Babaláwo”. Dice este odù que Ikú (la muerte) respeta a los seres humanos ante la presencia de Òrúnmìlà y Odùdúwà. Es recomendable rendir tributo a estas deidades a través de atenciones frecuentes para que no se debilite la conexión con ellas. Dar de comer a la Mano de Òrúnmìlà es esencial para fortalecer la presencia de Ifá en la casa.

Dice Ifá que este año se debe evitar beber licor porque este es un elemento que atrae la atención de la muerte, la enfermedad, la pérdida y los problemas. El aguardiente debe usarme para purificar y mantener alejados a los ajogun.

“Los hijos de Ikú, Ògún y Òrúnmìlà andaban juntos y encontraron una tragedia”. Òtúrá Oríkò consultó Ifá para Ikú (la Muerte), Ògún y Òrúnmìlà antes de que sus hijos fueran al bosque a buscar madera para hacer fuego. Se le indicó a los 3 que hicieran ebo y sólo Òrúnmìlà lo hizo. Un día los 3 niños decidieron ir juntos al bosque para buscar la leña, y Òrúnmìlà le recomendó a su hijo que si alguien le preguntaba su nombre que siempre dijera que se llamaba “Ignorancia e Inocencia” y que no se enfrentara a nadie. Al entrar al bosque, los 3 niños se encontraron con una encrucijada y el hijo de la Muerte, llamado Mogboferefere, dijo que fueran a la granja de su padre para buscar allí lo que necesitaban, a pesar de saber que estaba prohibida la entrada de extraños a ese lugar. Mientras tanto, la Muerte estaba ansiosa por saber quién estaba robando en su granja así que ese día montó trampas para atrapar al intruso. Al llegar a la granja, Mogboferefere y el hijo de Ògún comenzaron a cortar madera con un hacha mientras el hijo de Òrúnmìlà se alejó un poco para hacer las cuerdas que necesitaban para amarrar la leña, en eso, la Muerte escuchó los golpes de hacha, tomó su garrote y fue a ver quién había entrado en su territorio. Al ver a los dos muchachos junto a la madera apilada, se abalanzó sobre ellos hiriendo gravemente a Mogboferefere, mientras que al hijo de Ògún lo golpeó en la pierna. Luego de esto, la Muerte volvió a su choza porque comenzó a llover, y el hijo de Òrúnmìlà hizo lo mismo para resguardarse de la lluvia. Al verlo, la Muerte le preguntó que quién era, y este contestó: “Inocente e Ignorante”. Luego la Muerte le preguntó que qué hacía allí y el chico le dijo: “Mi amigo Mogboferefere me invitó para buscar leña en la granja de su padre”. Al escuchar el nombre de su hijo, la Muerte corrió al sitio donde estaban los dos chicos que había atacado y descubrió que había matado a su propio hijo, recordando la advertencia que le habían hecho en la consulta. Esta historia revela que se debe hacer ebo en nombre de los hijos para protegerlos y alejar el peligro de ellos. También advierte sobre los errores que se pueden cometer, afectando profundamente a la familia.

Dice Ifá que no se puede retar a la muerte al enfrentar situaciones extremas que pudieran poner en peligro la propia vida y la de los demás.

La soberbia es un enemigo poderoso que hace perder el control de cualquier persona. Cuando se logra el equilibrio espiritual, es difícil que el mal carácter pueda controlar la mente y las acciones.

Quienes sean fieles y obedientes a Òrúnmìlà serán premiados.

Este es un odù de emigración. Ifá anuncia que algunos tendrán la intención de cruzar el mar para viajar a sitios lejanos, tal como lo hizo Òtúrá Oríkò cuando necesitó mejorar su vida. Los viajes anunciados pueden ser por placer o para establecerse en otro lugar.

Òtúrá Oríkò es el signo que revela que el secreto sagrado del òrìsà puede ser abandonado por este en cualquier momento. Eso quiere decir que si la persona se consagra pero no sigue una vida ordenada y orientada por los consejos que le dieron el día de itá, los òrìsàs se alejarán de sus soperas y fundamentos, convirtiéndose estos en simples objetos inanimados.

A veces las personas pasan por largas temporadas de dificultades porque han perdido la protección de los Òrìsàs. Eso puede estar sucediendo este año, y por ello debemos ser obedientes y mantener el contacto con las deidades para evitar que se vayan de nuestro lado.

Hay que tener precaución y cuidar la salud para no ser víctima de enfermedades donde los síntomas sean Dolores de Cabeza (Tadu) y Fiebre (Abudo), que son hijos de Ikú.

El mundo de los espíritus está influenciado por Òtúrá Oríkò, por lo que la comunicación con ancestros, familiares difuntos y espíritus guías será muy poderosa este año. Realizar atenciones a los seres espirituales se traducirá en bendiciones, protecciones y logros. A los espíritus no puede faltarle ofrendas de Ajiaco y Curujey.

Hay que tener mucho cuidado en las sesiones espirituales donde bajan espíritus, porque se corre el riesgo de recibir energías negativas o la influencia de espíritus oscuros. Esto se debe a la poca preparación, o escaso conocimiento, que se observa en algunos lugares donde se realizan estas prácticas.

“Shangó hacía maldades y por ello se enfermó”. Se debe evitar a toda costa actuar en forma negativa hacia otras personas, no sólo porque no es ético y van en contra de los principios morales, sino porque la maldad se devolverá hacia su punto de origen.

Una de las prohibiciones más importantes en este signo se centra en los actos de brujería. No se pueden hacer trabajos de magia negra, hechicería o embrujos de ningún tipo, ni solicitar a otros que lo realicen, porque los hijos o niños de la casa serán afectados por la mala energía  que se origina en esos actos.

Dice Òtúrá Oríkò:
Ifá mò rínú o
Ilè ríkà
Èèyàn ti n se rere
Olòrún mò

Traducción:
Ifá ve en la mente de todos
La Madre Tierra sabe quiénes son los malvados
La persona que tiene buen corazón
Dios la conoce

El anterior extracto de Òtúrá Oríkò revela que nadie puede ocultar su mala intención porque todo lo que hace el ser humano queda insertado en la mente y allí es donde Dios percibe la esencia de cada persona. Además de ello, este odù advierte que la Madre Tierra representa la primera estación donde se hace escala luego de que la persona fallece y ante ella es que debe dar cuenta de los actos hechos durante la vida, esa es la razón por la que ella sabe quiénes han sido malévolos y quiénes se han comportado adecuadamente.

“Èsù intentó evitar que Yemayá hiciera la ofrenda a Obàtálá que la convertiría en la reina de los mares”. Es importante dar de comer a Èsù para poder llegar a nuestras metas. Él se encargará de probar a las personas para que se fortalezcan, por lo que se deben enfrentar los retos con constancia.

Las mujeres que orienten su vida por la senda de la espiritualidad y los principios, recibirán una protección especial este año.

“Olódùmarè bendijo el matrimonio de Ògún y Yemayá, pero al poco tiempo se separaron debido al mal carácter de él y a la infidelidad de ella”. Òtúrá Oríkò es un odù que anuncia discordia en los matrimonios o parejas donde no esté presente el verdadero amor y el respeto.

Las diferencias y la falta de comunicación pueden llevar a rupturas, luego de discusiones, peleas y adulterio.

“Shangó se casó con Oyá pero no hizo ebo que Ifá le indicó y se enfermó”. Es recomendable consultar Ifá y hacer el ebo apropiado antes de comenzar una relación o una unión matrimonial, a fin de evitar rupturas debido a algún desequilibrio o ataque espiritual.

Las traiciones abundarán por lo que se recomienda no confiar totalmente en personas o situaciones que no sean claras. Siempre debe haber una garantía antes de llegar a acuerdos.

Hay que tener cuidado con mordeduras de perros.

Este odù hace referencia a la agitación del mar y a su característica de no estar totalmente en calma, lo cual anuncia un aumento de la intranquilidad de las personas en la calle. También se refiere a episodios de estrés y descontrol de los nervios, por lo cual se recomienda participar en actividades para distraer la mente, a fin de drenar la tensión emocional.

“Òrìsàoko comenzó a tener poder sobre toda la tierra luego de ser consagrado en Ifá”. Es un buen momento para realizar la iniciación en Ifá a aquellos a quienes Òrúnmìlà ha escogido.

Este odù dice que los òrìsàs no admiten demora, por lo que no se puede retrasar o acumular lo que hay que hacer.

"Òtúrá Oríkò revela que la prosperidad llega a la Tierra buscando donde dejar el bienestar asignado". Ella se guía por una señal que aparece cuando se realiza una ofrenda especial en dos sitios específicos de la casa. Luego de hacer la obra, la prosperidad llegará a la persona apenas sus brazos estén abiertos para recibirla.

“Se consultó Ifá para la Persona Agradable, aquella que esperaban para sembrarle la semilla de la discordia”. Dice Ifá que a veces no se envidia el dinero y las posesiones de las personas sino su carismática personalidad, siendo estas víctimas de ataques y maltratos injustos. En tal sentido, hay que respetar a quienes tengan virtudes que los hacen sobresalir en la comunidad. En el caso de que usted sea la persona envidiada, la recomendación es que se limpie y use protecciones espirituales.

“Orí se iba a convertir en un deudor irresponsable pero rechazó esa mala acción y se abrió a aceptar el bienestar”. Dice Ifá que nuestra conciencia es influenciable y puede balancearse entre el bien y el mal, pero si Orí está equilibrado puede ayudar a la persona a tomar decisiones adecuadas que le llevarán a disfrutar de la felicidad.

“A Olókun le agradó la inteligencia de Òtúrá Oríkò y por ello le dio conocimiento y riquezas, pero luego le quitó todo por no guardar su secreto”. Dice Ifá que se requiere de sabiduría para contactar a las deidades en un nivel supremo. Introducirse en la profundidad de los conceptos religiosos le dará mayor amplitud al entendimiento en la relación entre Dios, los Òrìsàs y los seres humanos, lo cual es esencial para evolucionar espiritualmente y recibir beneficios en la Tierra mientras dura ese proceso.

Este signo revela la importancia de hacer rezos en los rituales para activar la espiritualidad de los elementos que se utilizan; por ejemplo, si se va a usar aguardiente o aceite de palma, se deben hacer los rezos respectivos de estos materiales para que la obra sea efectiva.

Este año habrá una mayor apertura en la comunicación entre el plano espiritual y el terrenal, donde los seres espirituales realizarán una constante labor de mensajeros para llevar las peticiones a Òrun e informar a Olódùmarè sobre las necesidades de las personas en la Tierra.

“La cámara real del Alaafin de Oyó quedó destruida por un terremoto”. Hay que estar prevenidos por posibles temblores. Las bases donde se sustenta el líder de un grupo o comunidad pudieran verse afectadas por hechos importantes.

Dice Ifá que hay que saber guardar secretos, que no se puede decir todo lo que se sabe porque habrá algo que será usado en su contra.

Este odù anuncia una sequía intensa. Esto se puede interpretar literalmente como la poca presencia de lluvia en algunos lugares, pero también debe ser visto como una metáfora relacionada a la poca fluidez de dinero y a la escasez de productos importantes. No obstante, hay que recordar que Ifá puede eliminar o minimizar el impacto negativo en situaciones adversas si se hacen las limpiezas respectivas.

Los Babaláwos que honren a Ifá adecuadamente y sigan la línea del conocimiento y la honestidad, serán respetados y queridos por las comunidades.

Enfoque en la personalidad
Ifá sugiere que hay que apoyarse en el conocimiento para obtener una mejor calidad de vida. Quienes lo logren deben actuar con humildad y respeto hacia los demás.

Enfoque en el aspecto familiar
El padre será el epicentro en las relaciones familiares, y el respeto hacia él será vital para mantener el equilibrio y alcanzar las metas que favorecerán a todos en la casa. La figura paterna tendrá un rol importante en la educación de los niños y adolescentes. Quienes sean estudiantes, deben centrarse en sus actividades colegiales y universitarias para aprovechar este reinado del conocimiento y el intelecto, a fin de sacarle el mayor provecho posible. Independizarse de la tutela de los padres, no tendrá un buen resultado.  

Enfoque en la salud
Hay que tener cuidado con los nervios, ya que este signo se relaciona con esa parte del organismo. Hay que drenar el estrés con actividades que le den tranquilidad a la mente.

Enfoque en el aspecto laboral
Ifá señala que hay que estudiar y prepararse para tener un buen desempeño profesional o como proveedor de servicios. El nivel de conocimiento marcará la diferencia a la hora del desempeño como trabajador y por ende en las ganancias que se obtendrán.

Enfoque en el aspecto económico
Habrá mejoras en la economía personal y colectiva si se usa la inteligencia y el conocimiento como punto de apoyo. Se deben aplicar estrategias dirigidas con sabiduría que rompan los paradigmas. Las malas costumbres y los planteamientos erróneos deben ser sustituidos por nuevos planes que hayan funcionado en otros lugares o personas.

Enfoque en el aspecto espiritual
Será esencial la conexión con ancestros, espíritus guías y òrìsàs, lo cual se logrará con un conocimiento adecuado de la práctica religiosa. El estudio de los principios básicos de la religión será importante para entenderla y lograr la efectividad esperada a la hora de requerir la ayuda de las deidades; además de ello, la aplicación en la vida cotidiana de las enseñanzas obtenidas en la religión, aumentará las posibilidades de adquirir un mayor nivel de evolución espiritual. Al respecto, no se puede dejar a medias el aprendizaje porque no habrá efectividad en las obras espirituales que se realicen.

Enfoque en las relaciones de pareja
Aumentarán las posibilidades de lograr una buena relación interpersonal, sin embargo, la comunicación y el respeto serán esenciales para que la convivencia en el matrimonio o el noviazgo sea óptima. Si no se mantiene la armonía en la pareja, habrá distanciamientos y rupturas, y luego de ello las consecuencias serán negativas.

Enfoque en el entorno social
Tanto en la casa como en las comunidades habrá cierta tensión debido al hastío. El cansancio en torno a ciclos repetitivos se hará presente. El signo también habla de la intranquilidad del mar, lo cual se puede traducir en un nerviosismo colectivo o movimientos turbulentos de masas de personas en la calle debido a inconformidades o desacuerdos.

Obras
En el templo Ogbedi se realizarán las siguientes obras espirituales sugeridas por Ifá, para que los aspectos positivos anunciados en este signo estén presentes en nuestras vidas y los negativos se alejen.

- Para evitar dificultades: Ofrendar un chivo a Èsù.
- Para protección y alejar enfermedades: Ebo de tablero
- Para mantener la estabilidad: Ofrendas diversas a Shangó
- Para alcanzar la prosperidad: Ofrendar un pescado a Orí a través de una rogación a la cabeza (El ritual debe hacerlo un Babaláwo que conozca los rezos apropiados para solicitar prosperidad a dicha deidad).
- Para lograr la abundancia en el hogar: Ofrenda de ñame asado, 2 velas, aceite de palma y manteca de cacao, a la deidad de la prosperidad en lugares específicos de la casa.
- Para mantener la purificación personal: Limpieza con flores, aguardiente, tabaco y velas.
- Para honrar a los ancestros: Atenciones varias a los espíritus familiares, especialmente a los masculinos.
- Para estar en armonía con algunas de las deidades esenciales: En el transcurso del año haremos convocatorias en Venezuela para realizar ceremonias colectivas donde se le dará de comer a la Tierra, a Èsù y Oke en el monte, a Olokun y Yemayá en el mar y a Oshún en el río.

Seguir los siguientes consejos para no romper los tabúes de Òtúrá Orìkó

  • No irrespetar a las personas de mayor edad o que tengan mayor jerarquía.
  • No actuar con soberbia y arrogancia, ni perder la humildad.
  • No dejar de estudiar o aprender.
  • No mojarse con agua de lluvia.
  • No posponer.
  • No tomar nada ajeno.
  • No beber alcohol.
  • No esclavizar a nadie.
  • No revelar secretos.

Las personas interesadas en obtener consejos más personalizados, pueden solicitar una consulta con el Oráculo de Ifá a través de nuestra sección Contacto.

Sobre esta información: Este texto fue redactado por el Oluwo Leo Gómez "Ifashe", fundador del Templo Ogbèdí y Director de la Revista Ashé

Nota: En nuestra sala de video-conferencia se analizarán estos consejos con mayor profundidad durante este año 2015, además se narrarán algunas historias del signo las cuales se analizarán en ese momento. Las fechas serán anunciadas próximamente, por lo que invitamos a los interesados a colocar su correo electrónico en la casilla que se encuentra en la parte superior-derecha de esta página donde dice "Coloca tu e-mail aquí", para así enviarles la invitación.

Éste artículo ha sido leído veces
 
 
 
 
SÍGUENOS EN:
 
 
Total de visitas