La Creación de Ifá

124

Ifá fue creado para guiar el camino de los seres humanos

Podemos definir a Ifá como un conjunto de leyes impuestas por la Tríada Universal (Olórun, Eledá y Olódumàrè) para regir en la tierra luego de que esta fuera creada por acuerdo de esta trilogía divina. Ifá contiene todo el fundamento de la creación, conocimientos y destino del Universo y de la obra perfecta de suprema arquitectura como lo es la tierra. Esta creación perfecta no tuvo errores y a medida que ellos fueron haciendo la transformación misteriosa, empezó el nacimiento de Ifá, que narra la creación, las leyes y el destino de todo lo existente; en fin un conjunto de conocimientos, historias y fundamentos sobre las antiguas deidades. Ellos, después de llegar a un acuerdo, empezaron su trabajo de crear  la Naturaleza. En general todo lo que respira, se mueve, se asiente y crezca, sea animal, vegetal o mineral eso es Ifá.

Todo ese trabajo misterioso de las deidades, en donde siempre había algo para construir o crear, quedó anotado en un misterioso diario conjuntamente con sus historias y conocimientos. Esta organizada escritura fue dejada a los hombres en el espacio con un testigo de fe, Òrúnmìlà, también conocido como Orula o Ifá. En síntesis, Ifá son tres palabras sagradas, tres dioses supremos: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; o sea, Olórun, Eledá y Olódùmarè.

LOS FUNDADORES DEL MUNDO

Olórun es el Dios del Cielo, aquel que comanda y actúa bajo los principios de la misericordia y rige en todos los misterios de lo alto. Eledá se manifiesta básicamente en el plano terrenal rigiendo la vida, además es el responsable de hacer llegar la gracia divina a todos los seres humanos. Por último Olódùmarè es el dueño de todo lo existente, es Dios mismo, “el poderoso Rey que nunca muere y que está en todos lados pero no se puede conseguir”.

Son estos los creadores de Ifá, de todo lo que nos rodea, el principio y el fin de todo, la vida y la muerte, el Cielo y la Tierra. Estos creadores, al finalizar su trabajo, fundamentaron su obra dándole el nombre que ahora conocemos, Ifá. Se dice a través de la narración de Ifá, que al dar por concluida su perfecta obra, Olórun les dijo que se iba a crear otros mundos y les dejó su Ashé para que fundamentaran la vida. Entre Eledá y Olódùmarè crearon la vida, y cuando formaron la primera figura humana, Eledá quedó tan impresionado de la creación que le dijo a Olódùmarè, que él se quedaría a vivir dentro de la forma humana. Sucediendo esto, Olódùmarè quiso irse a rondar  la tierra y al pasar el tiempo se fue a otros lugares del Universo, haciendo una transformación y dándole paso a un súper espíritu llamado Ela, el cual tomo la rienda de Ifá. Al correr el tiempo, Ela hizo otra transformación y le dio paso a Òrúnmìlà transmitiéndole los secretos de Ifá que rigen la Tierra y el Universo.

En la actualidad estos secretos están en manos de los Babàláwos, quienes a su vez son supervisados por Òrúnmìlà. Esto quiere decir que Òrúnmìlà es el heredero de todos los secretos de la vida y los Babàláwos tienen la responsabilidad de llevar este legado con dignidad y respeto, para enaltecer el verdadero significado de Òrúnmìlà, “lo más grande que hay es el Cielo, y sólo el Cielo sabe de aquellos que deben ser salvados”. Esto da a entender que son muchos los llamados pero pocos los escogidos por Òrúnmìlà para predicar Ifá, lo cual debe ser con el don de la humanidad y la verdad, ese fue el legado que esos dioses divinos dejaron en esta hermosa creación. Òrúnmìlà también tiene otros títulos los cuales encontramos en la hermosa poesía de Ifá. ■